Stories from Scammed Homeowners

Testimonios reales

La historia de Sixto Díaz

Sixto Díaz emigró de México a Estados Unidos en busca de una mejor oportunidad. Conoció a su esposa y se casó con ella en California y tuvieron tres hijos. Ellos querían dar a sus hijos una casa con un patio para que pudieran correr y jugar. En 2005, compraron una vivienda con dos dormitorios y dos baños en Northridge, California, por $335.000. Finalmente, su sueño de convertirse en propietarios de vivienda se había hecho realidad.

En 2008, el sueño se convirtió en una pesadilla cuando el pago de la hipoteca aumentó, lo que lo hizo inasequible. Casi al mismo tiempo, le redujeron las horas extras en el trabajo a Sixto, lo que causó aún más dificultades para la familia. Después de trabajar con el Bank of America por más de un año, Sixto logró que le hicieran una modificación del préstamo con lo cual sus pagos fueron asequibles.

Todo iba bien para la familia. Su hipoteca estaba al día, pero el préstamo hipotecario superaba el valor de la vivienda en $100.000. Dado que la familia compró su casa durante el auge del mercado de bienes raíces, cuando los valores de las viviendas estaban inflados, el valor de su vivienda se redujo drásticamente después de la crisis hipotecaria. A Sixto le encantaba su casa, pero se dio cuenta de que era la inversión lo que había salido mal. En 2013, él se contactó con West Coast Holdings para pedir ayuda. Recurrió a 'un profesional' para ver si podía resolver su problema hipotecario. Quería presentar otra modificación de préstamo para que sus pagos no siguieran aumentando cada año y también para modificar los términos del préstamo a fin de incluir el pago del principal en el pago mensual y no sólo los intereses. West Coast Holdings le aseguró a Sixto que recibiría una modificación del préstamo si les pagaba $3.000 y un adicional de $8.000 para obtener una reducción del principal. Sixto no podía creer la cantidad. Pero les creyó porque ellos eran los profesionales.

Sixto pagó la cuota de $3.000, y se le dijo que dejara de hacer los pagos de la hipoteca. Dejó de pagar al administrador de su préstamo durante dos meses con la esperanza de que West Coast Holdings estaría trabajando en la solución de su problema. Transcurrió un año y West Coast Holdings no hizo nada por la familia Díaz. ¡Fueron estafados en la suma de $3000! No recibieron nada.

Decidido a seguir adelante en 2014, Sixto llamó a la línea directa HOPE para obtener asesoramiento. Le recomendaron que llame a NHS del condado de Los Angeles para recibir orientación en la prevención de ejecuciones hipotecarias. Se matriculó en la clínica de prevención de ejecuciones hipotecarias de NHS al final de enero y se abrió una causa para resolver su problema. Ellos presentaron una solicitud de modificación de préstamo junto con una solicitud de reducción del principal, todo sin costo debido a que estos servicios son gratuitos en NHS. Sixto estaba un poco nervioso en la clínica porque pensaba que lo iban a estafar de nuevo, pero después de hablar con un consejero se sintió a gusto.

Rita Santos

¿Enfrentando un embargo hipotecario?

Obtenga ayuda real, gratuita y confiable de las agencias aprobadas por HUD.
Infórmese aquí

Un vídeo de FTC

Obtenga ayuda real, gratuita y confiable de las agencias aprobadas por HUD.
Vea el vídeo